Innovación

El impacto de la neurociencia en el diseño del empaque

Por: E Packaging - 23 de marzo 2017

Las respuestas emocionales motivan las decisiones del consumidor, si un empaque logra estar en sintonía con esta tendencia, los clientes quedaran satisfechos, opinan expertos de Packer & Pack.

 
 
El impacto de la neurociencia en el diseño del empaque
La neurociencia es capaz de aportar diagnósticos detallados para que la toma de decisiones sea eficaz y también oportuna.
 
La neurociencia puede ser una de las principales aliadas al diseñar el packaging de un producto. Los estudios de especialistas en esta área han detectado que en cada consumidor se producen respuestas emocionales conscientes y subconscientes que inciden en sus decisiones al comprar, opinan especialistas de Packer & Pack.
 
Explican que todo ello es parte de mecanismos como los patrones de atención que, al ser analizados, ayudan a diseñar empaques de impacto indudable como los que se ofrecen el mercado. 
 
Las tecnologías neurocientíficas permiten detectar la reacción del cerebro humano, en milisegundos, ante determinados estímulos. La forma en el que el empaque genera respuestas y crea conexiones duraderas con el público que le interesa captar es parte de las ventajas que dan esos estudios. El uso de texturas, olores, y colores van dirigido a crear reacciones espontáneas de identidad del cliente con el producto. 
 
Ventajas 
La neurociencia es capaz de aportar diagnósticos detallados para que la toma de decisiones sea eficaz y también oportuna. Permite que oriente esfuerzos a determinadas áreas, previo conocimientos de las respuestas emocionales de los consumidores. Ayuda a mejorar el desempeño de las marcas y el mercado crece de la manera deseada. 
 
Marca
Lograr que la memoria a largo plazo del cliente trabaje para la marca requiere de constancia y una campaña de mercadeo orientada al fomento de la fidelidad del cliente con la marca; la neurociencia permite medir hasta las respuestas no verbales que da el usuario y, sobre esa base, planificar todo el marketing. 
 
Adaptación 
El packaging ha evolucionado a medida que la neurociencia se ha puesto a su servicio. Ejemplos de ello lo constituyen refrescos que han cambiado el color de sus envases luego de estudios que determinan que a la clientela le gusta más la transparencia en una botella porque le indica pureza. 
 
En el caso de los snacks, los estudios han demostrado que, si hacen ruidos en sus empaques, la gente asocia ese sonido con un contenido crocante y eso estimula la compra. 
 
Los envases Tetra Pak para leche inspiran confianza a los usuarios; basados en esa tendencia, otros productos alimenticios como sopas infantiles recurren a este tipo de packaging que ya cuenta con un público cautivo. 
 
Los aportes de la neurociencia al mercadeo y al packaging de productos siempre pueden ayudar con los diseños.